Seleccionar página

Ser original es dificil, pero no imposible. Cada persona tiene un punto de vista diferente sobre las cosas y  para conseguir una obra acorde a nuestra personalidad debemos conocernos y exprimir nuestro yo más profundo. Dicho así… parece fácil. Definitivamente no lo es.

La imaginación es lo más importante para no caer en una espiral de tópicos que recreen estructuras clásicas exprimidas hasta la aburrición. Un artista utiliza su visión de mundo para contar una historia sin pensar en la repercusión que tendrá en los demás sino en sí mismo, por lo tanto utilizará una estructura personal que no tendrá porqué coincidir con lo convencional.

La clave de esta libertad mental se basa en despojar toda influencia artística para conseguir una versión pura de ti mismo, aunque esto no es trabajo de días.

Todo el mundo es capaz de escribir una historia que se ha escrito mil veces pero solo un buen artista puede renovarla haciendo que forme parte de su mundo interior.

Pongamos un ejemplo:

Eraserhead es una película de David Lynch que cuenta la historia de un adulto con una mentalidad cruda que deja embarazada a su pareja y tendrá que decidir si ejercer como padre o huir.

Una historia simple que ya hemos visto repetidas veces tanto en el cine como en la vida real, pero ¿Lynch la cuenta así? ¿Te acabas de enterar ahora mismo de que la pelicula trata sobre eso a pesar de haberla visto en alguna ocasión? Puede ser.

En concreto, ésta película expresa mediante escenas surrealistas los pensamientos del protagonista eclipsando la continuidad de la historia, haciendo que el film consiga ser original teniendo una reiterada historia.

Cuando veas algo así pide un deseo, ya que a dia de hoy es tan dificil dar con ello que es como ver una estrella fugaz.

Estamos rodeados de guionistas que se autodenominan “artistas” con una imaginación nula y la mentalidad altamente influenciada por lo que llamamos pensamiento ejecutivo.

Éste pensamiento es aquel que nos hace creer que una historia es mejor con unos elementos clave como podría ser un romance metido con calzador (generalmente innecesario) o un personaje secundario chistoso que haga bromas en momentos inoportunos de la trama. Toda persona que vea la televisión o esté al dia de las peliculas de los Vengadores tendrá adherido a su mente artística un saco enorme de convencionalismos del cual le costará desprenderse. Gran parte de nosotros entramos en éste grupo de personas, inconscientemente.

En conclusión, el trabajo más duro de un artista es conseguir llegar a la esencia de nuestra creatividad, para poder crear historias con una marca personal e única que nos represente como individuos.

Espero que esto os haya motivado a crear alguna pieza única y a desprenderos de vuestro propio saco.

¡Nos vemos en el próximo post!

Os anexo un pequeño corte de un clip de animación de Koko the Clown en rotoscopia, una técnica que utilizaba fotos como base para crear la animación fotograma a fotograma. Unos años antes de crear esta técnica, seguramente su inventor pensó alguna vez que “ya está todo inventado“.

Boop oop a doop…